·amores caprichosos·, Sanar relaciones

Para los amigos

Veo a mi mamá y su lista de llamadas diarias a darle vuelta a sus amigos y familiares. Veo cómo recibe lo mismo que da, siempre, todos pendientes de ella y me pregunto ¿de qué se trata? ¿acaso ha construido relaciones recíprocas? o, ¿es que los tiempos han cambiado tanto que nos enteramos de lo que le pasa a nuestros amigos por Instagram y creemos que con saberlo y sentir algo al respecto es suficiente? Tal vez no lo es, tal vez la publicación que hacemos es solo el grito de ayuda y el deseo de contacto humano, en las buenas y en las malas, pero se nos ha olvidado cómo pedirlo de otra manera…

Llevo semanas preguntándome y viviendo intensamente el tema de las relaciones entre amigos, y no puedo evitar recordar que están completamente ligadas a las de los hermanos. Con ellos experimentamos nuestras primeras formas de relacionarnos con pares (aunque sea dentro de un contexto jerárquico, porque con los hermanos siempre hay uno que llegó primero a la familia y esto tiene implicaciones), de jugar, negociar, dar, tomar, sentirnos respaldados. Si no tuvimos hermanos, pues sentimos esa ausencia o encontramos maneras creativas que crear los mismos lazos. Sea como sea, necesitamos de este mundo social externo, diferente a papá y mamá que nos permita sentir que pertenecemos a algo, que somos útiles, que tenemos un lugar y cualidades para poner en él y que compartimos maneras de ver la vida.

Pero para mí no ha sido siempre fácil. Más que el sentirme acompañada por mis amigos me doy cuenta de que lo que he buscado es suplir una gran necesidad de aprobación, de mirada y aceptación por parte de los otros y específicamente de mis pares. He puesto en ellos cargas pesadas, y he creado amistades basadas en mis valores, en lo que soy y creo que deberían ser ellos conmigo. Esto no siempre ha hecho que las cosas fluyan y muchos de mis momentos más tristes han sido fruto de estas dinámicas. Pero aquí estoy otra vez, una vez más, tratando de reconstruir y de reencuadrar, porque de no hacerlo tendría solo dos opciones: O sentirme desequilibrada y tener cuentas de cobro pendientes constantes y por siempre, o abandonar mis amistades para no sentirme así. Ninguna de las dos opciones son las que quiero tomar.

Por el contrario prefiero preguntarme qué es lo que me pasa allí, de dónde viene la dinámica y cómo puedo resolverla. Para esto vivo intensamente lo que siento y preparo mi próxima charla virtual que se tratará precisamente de este tema. A lo mejor para entonces tenga mejores respuestas o reflexiones más útiles que las que tengo hoy.

Por lo pronto solo puedo darme cuenta de que el capricho quiere montarse de nuevo en mí y opaca el amor que recibo de parte de todos ellos. Pero también me doy cuenta de que no solo la cuarentena, el celular, las redes sociales, la edad y la vida nos han cambiado, sino que nosotros lo hemos permitido. Veo a mi mamá y la manera antigua como ella continua relacionándose, con una lista de personas de las cuales está pendiente, porque están enfermas o tienen un problema serio que atender y ella quiere apoyarlos. Veo cómo no pierde tiempo sentada con un celular en la mano mirando las “noticias” de la vida de sus conocidos y desconocidos, porque eligió hace muchos años no entrar en ese juego y seguir siendo un poco más libre. Veo cómo si quiere saber cómo está alguien, pues pregunta por esta persona, la llama o le deja una razón. Veo cómo todos saben que Maria Cristina es una maravillosa mujer que acompaña, con la que se puede contar, que está pendiente de los suyos y que le gusta estar presente. Ella no está metida en la ilusión de las relaciones virtuales. Ella las vive, no necesariamente de la manera correcta, pero sí de una manera más real – al menos para mí –. Pero no quiero creer que esta sea la única manera de lograrlo y que la virtualidad haya acabado con la cercanía del corazón. Quisiera permitirme estar en esta incomodidad y encontrar la manera de ser diferente a ella, pero sin perder la esencia de la amistad.

A lo mejor necesito empezar a encontrarle el gusto a hablar por teléfono en vez de mandar tantos mensajes de texto … ufff qué tarea!

O quizás es este ejemplo el que ha hecho que tenga unos estándares altos en mi forma de relacionarme y es esto lo que debo evaluar, fluir con la modernidad y no tomármelo de manera personal cada vez que me siento sola o poco atendida por mis amigos y hermanos. O ¿será que solo soy yo? Más sensible de la cuenta, tan intensa como siempre … no lo sé.

Solo sé que esto que me está pasando me sirve para soltar un poco más las ataduras que no me dejan amar libremente, suavemente, sutilmente y me pondrá de nuevo en el gozo de lo que hay, sin pretender cambiar o señalar. Y sé también que hará que la charla virtual de este mes sea aún más interesante.

3 comentarios en “Para los amigos”

  1. Siempre empiezo con un: ME ENCANTÓ ESTA ENTRADA, pero es que todas me encantan y me siento demasiado identificada con ellas. En esta, porque me siento muchas veces igual,quiero que mis amigos o personas que me rodean me dediquen el mismo espacio que yo a ellos, estén para mi cuando yo estoy para ellos y a pesar de que hago un arduo trabajo, en momentos no entiendo que cada persona tiene una vida, un plan y un momento y eso no quiere decir que no me quieran y que no sean incondicionales conmigo.
    Pienso podríamos tomar parte de la virtualidad y de la presencialidad para reforzar nuestras relaciones, ambas son herramientas que nos sirven para conectarnos y unirnos.

    Me gusta

  2. Creo que estar en cuarentena, sin salir, haciendo lo mismo, a veces con más tiempo libre, nos pone locos, porque pensamos más y comenzamos a ser nuestros propios enemigos, asumiendo cosas que nada que ver, enredándonos la cabeza…..en fin….
    Gus siempre me dice que las redes sociales solo causan ansiedad, porque te comparas con todos. Muchas veces lo que ves no es real. Nadie pone su foto fea en fb para que lo vean todos.
    Puedes usar la tecnología de buena manera, pero siempre lo mejor es back to the basic….
    Love you my friend! (Aquí es cuando me encanta la tecnología para sentirte más cerca Jajajaja y leerte)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s