·amores caprichosos·, Maternidad

4 pilares de mi relación con Joaquín

Durante muchos meses antes de dormir le repetía estas palabras a Joaquín:

“Recuerda que eres el hijo de Dios, que eres una chispita de su luz, y que eres puro puro amor.
Recuerda también que eres un niño muy muy deseado, el papá y yo teníamos muchas ganas de que llegaras a nuestra vida y nos pusimos muy felices cuando supimos que estabas metido en la barriga de mamá.
Recuerda que eres suficiente tal y como eres, eres maravilloso y suficiente!.
Y no importa lo hagas, no importa lo que seas, no importa cómo seas, papá y yo siempre siempre te vamos a querer”.


Con estas palabras llenamos su alma y su corazón de chispitas mágicas doradas de amor de papá y mamá y son la base de la relación que quiero tener con él.

Para mí es muy importante que Joaco sepa que aquello que recuerda en su corazón es “real”. Quiero que sea fácil para él conectarse con esa divinidad que habita, que reconozca sin muchas dudas o muchas preguntas que es pura luz, puro amor, aún en los momentos en los que son sus sombras las que están saliendo a flote.

Es algo que a mí no me enseñaron ni me explicaron y que tuve que recorrer mucho tiempo y espacio para sentirlo como certeza de mi existencia. No estoy segura de que le esté ahorrando camino a él, pero por lo menos lo estoy poniendo en su campo de información para que si así corresponde, pueda tomarlo más fácilmente.

También quiero que tenga presente en su corazón que aunque muchas otras cosas no resultaron como yo quería cuando nació, lo que nadie podrá quitarnos jamás es la alegría que sentimos cuando supimos que estaba dentro de mí. Me interesa que desde ya, desde siempre sepa (para que coincida con lo que siente) que pertenece a este sistema que hemos creado como familia, de una manera orgánica, que su lugar es uno que abrimos para él, que hicimos espacio para que él tuviera su propio rol y que no tiene que confundirse tomando otro que no es el suyo.

La siguiente parte probablemente viene de mis propios vacíos, pero si no se trata de hacerlo diferente a como fue conmigo y si no se trata aprender de mi propio recorrido, ¿entonces para qué tanta cosa que he vivido?
Él es, punto. Completamente suficiente en cualquiera de las versiones que presente o vaya a presentar en el futuro, punto. No tengo más expectativas para él y su manifestación de vida que el que sea él, lo que es, punto. No necesito que sea el mejor en nada, no necesito que llene ninguno de mis vacíos siendo o teniendo lo que yo no hice o no tuve, o siento o teniendo más de lo que yo fui o tuve, punto. Quiero que sepa que siempre, en cualquier condición, es suficiente tal y como es, punto.

Y por último, mi gran aprendizaje en el instante en el que lo tuve dentro de mí y por los últimos casi 5 años: el amor y el vínculo que tengo con ese ser no puede ser anulado, no se puede romper, no tiene condiciones, no tiene posibilidad de desaparecer, porque él está en mí, porque él y yo somos lo mismo (todos lo somos), pero él es la manifestación pura de que si me amo y me tomo incondicionalmente, lo amo y lo tomo incondicionalmente a él también. No importa en qué se convierta, no importa lo que haga, lo que sea, cómo decida manifestarse en este mundo, nada, nadie, nunca pone en peligro el lugar que tiene en nuestra familia, el lugar que tiene en mi existencia. Quiero que sepa que puede elegir una y mil veces su manera de ser, sus deseos, sus preferencias, sus batallas, su existencia y yo solo seré una observadora atenta de él, disponible para él, iluminadora de caminos en donde sé que muchos no tomará y algunos elegirá para él, pero pase lo que pase, es nuestro hijo amado, siempre.

Estas palabras que pronunciamos antes de que se duerma se han convertido en la base de nuestra relación y aunque sé que hemos fallado muchas veces, las tenemos como norte firme. Aquí no caben los caprichos, aquí solo hay lugar para el amor, inclusive cuando todo está oscuro, lleno de impaciencia, inundado de desesperación y rebosado de mal genios… inclusive ahí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s