·amores caprichosos·, Relaciones de pareja

La oscuridad que habita en mi relación de pareja

Se dice de los piscis que tenemos un corazón muy puro, podemos llegar a ser el mejor soporte de nuestros amigos y pareja, no siempre estamos de acuerdo con lo que el otro hace pero buscamos – intentamos – no juzgar, una vez llegamos a nuestro límite nos vamos y nunca volvemos, somos bastante necesitados y requerimos de mucha atención, pero al mismo tiempo nos gusta tener nuestro espacio, necesitamos nuestra independencia. Nos irritamos por estupideces.

Sí, así soy. Cuando leí esto empecé a sentirme muy identificada y después me di cuenta de la complejidad, sobretodo en mi necesidad continua de ser mirada, aprobada, de tener la atención de parte de los que son mi sistema de apoyo, pero siempre garantizando mi espacio.

¿Ah? súper fácil para Lucas ¿no?.

Recuerdo una vez que le dije a una amiga que para nuestros esposos debía ser difícil lidiar con nosotras todos los días, y ella me dijo una de las cosas más sabías que he oído: «¿Difícil para ellos? difícil para nosotras que tenemos que estar con nosotras mismas todo el día todos los días!» y sí, no es pan comido estar conmigo todo el tiempo y desde ahí, desde esa esencia que soy y que lucho cada día por mantener – fracasando muchas veces – es que me paro en mi relación con Lucas.

Esta entrada no se trata de contarles cuál es la oscuridad que mantenemos en nuestra relación, se trata de contarles acerca de ella, del lugar que ocupa en nuestro hogar.


Si quieres seguir reconociendo tu interior para transformar tu vida, continua tu lectura aquí: http://www.amorescaprichosos.co



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s